caturra♥ (haeyeols) wrote in waec,
caturra♥
haeyeols
waec

(chanyeol/baekhyun) the word factory

The Word Factory
pareja: Chanyeol/Baekhyun
fanfic original por: yelling_kinoko
género/rating: AU, PG
palabras: 918





La Fábrica de Palabras es grande, oscura y tenebrosa, pensó Chanyeol mientras sostenía la mano de su madre al cruzar la calle. Tenía cinco años y nunca en su vida había dicho una palabra.

Su madre le había explicado que las palabras costaban dinero y que ellos eran pobres. Chanyeol siguió con la mirada el humo que emanaba de las chimeneas y se aferró más al agarre de su madre.


De alguna manera el silencio era más pesado y daba más miedo alrededor de la Fábrica.






Tenía diez años cuando una vez se encontró una palabra mientras jugaba con sus amigos, la palabra era una 'Astrolabe', la verdad es que no sabía lo que significaba, pero la tomó de todos modos y la guardó en la seguridad de su bolsillo.


Después de un tiempo, Chanyeol descubrió que no era inusual encontrar palabras botadas, algunas personas tienen tantas que no les molesta tirar una o dos que parecen ser inútiles, como  “poliédrica”o “lúgubre”.


Chanyeol toma todas las palabras que encuentra botadas y las esconde bajo su almohada. Atesora esas Palabras como su objeto más preciado y espera al momento adecuado para poder usarlas.



Byun Baekhyun vivía en el tercer piso del edificio en el que Chanyeol vive, tocaba el piano y su familia podía comprar palabras como “Hola” y “Hoy”, pero Baekhyun no era del tipo que utilizaba palabras a menudo, prefería diferentes formas de expresión.


No estaba dispuesto a pagar por palabras. Era su pequeña muestra de rebeldía. Y la música su arma.


¿Quién necesita palabras cuando puedes tocar el piano como Baekhyun? Pensaba Chanyeol una noche mientras reproducía la dulce música de Baekhyun en su cabeza.






Chanyeol siempre escuchaba a Baekhyun tocar el piano.


Todos los días a las cuatro en punto, se sentaba en la escalera que quedaba entre su departamento y el de Baekhyun, cerraba sus ojos y se dejaba llevar por la melodía. Era como escuchar el alma de Baekhyun. Era colorida, brillante, a veces era un poco rápida, muy furiosa, pero a pesar de todo, maravillosa. Y Chanyeol se enamoraba de ella un poco más cada día que pasaba.






Era invierno, era tarde y Chanyeol ya debería estar en casa. Corrió por la calle, pero se detuvo en frente de la entrada de la Fábrica de Palabras. Aún era grande, aún era oscura, pero al pensar en la música de Baekhyun ya no le daba miedo.

Cuando llegó a casa, vió a Baekhyun sentado en la escalera, al lado de Youngsoo, el chico que vivía dos pisos más abajo de Chanyeol.


Youngsoo era tan rico, que podía comprar oraciones completas. Soltaba palabras como si nada. Todos lo envidiaban, pero Chanyeol siempre había pensado que sólo era un hijito de papá.


Observaba cómo Youngsoo se reía al hablar con Baekhyun y una punzada de dolor atravesaba su corazón, iba más allá de la envidia, era odio puro y desesperación, porque sabía que nunca sería capaz de decirle algo más que unas palabras botadas que ni siquiera tenían sentido.

Se sentía impotente.

Pero cuando Baekhyun pareció sentir la mirada de Chanyeol en él, levantó la cabeza.

Cuando sus ojos se encontraron Chanyeol sintió que se iba a poner a llorar, pero Baekhyun sonrió, sonrió sólo para él, y Chanyeol le sonrió de vuelta con una sonrisa tan amplia que le dolía y hacía que su ojo se moviera involuntariamente.






Más tarde esa noche, escuchó a Baekhyun tocar, era una nueva melodía, tan dulce que hacía que el corazón de Chanyeol latiera un poco más rápido.

Sabía un poco a amor.


A pesar del frío, Chanyeol abrió su venta y dejó que la música entrara, dejó que Baekhyun entrara. Chanyeol quería creer que Baekhyun tocaba sólo para que él lo escuchara.


Era imposible que esto no sucediera. Chanyeol lo estaba esperando, pero presenciarlo era otra cosa.


Estaba volviendo a casa subiendo rápidamente las escaleras de su edificio cuando escuchó las palabras más caras de la Fábrica: “Te amo”.


Alzó su cabeza y vió a Youngsoo parado en su puerta, al frente de él estaba Baekhyun. Chanyeol hubiese gritado, pero no tenía palabras que pudieran desafiar eso, las suyas eran todas baratas, raras e inútiles, como él.


Chanyeol corrió por las escaleras que le faltaban y azotó la puerta detrás de él. Se quedó en la oscuridad de la entrada de su casa respirando fuertemente. ¿Podía dejarlo así como así, sin siquiera intentarlo?


Respiró hondo y abrió su puerta nuevamente.


Baekhyun estaba parado ahí mismo, con sus, lindas, perfectas y mágicas manos en los bolsillos. Y Chanyeol sintió como su garganta ardía mientras su estómago hacía volteretas y su corazón trataba de entregarse a Baekhyun casi literalmente.


E-erinaceous... Eres lo más perfecto en este mundo. Dijo tentando su suerte.


Agastopia Y me gustas mucho mucho mucho. Agregó avergonzado con una pequeña sonrisa y rascando su nuca.


Baekhyun se quedó callado por un largo rato, mirando a Chanyeol directo a los ojos.

Y entonces una sonrisa apareció en sus labios. A mi también. Decí;a.

Tags: autora: yelling_kinoko, género: AU, pareja: baekyeol, rating: pg
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your reply will be screened

    Your IP address will be recorded 

  • 6 comments